Técnicas de pintura

Pintura:
Arte de representar imágenes reales, ficticias o, simplemente, abstractas sobre una superficie, que puede ser de naturaleza muy diversa como telas, papeles, metales o cartones. Esto se realiza utilizando pigmentos mezclados con otras sustancias orgánicas o sintéticas.
Los artistas de la pintura, destacados en la historia por sus obras de arte, alcanzan la maestría no sólo con estudio y práctica. En sus pinturas subyace el estímulo a lo subjetivo, ya que emplean expresiones estéticas ajenas a la clasificación lógica. Junto a la técnica utilizada para aplicar colores, los poseedores de este don, nos demuestran a primera vista que su habilidad es en realidad una virtud al descubierto.
Arte Pictórico
A pesar de que las obras de arte son expresión del consciente y a la vez del subconsciente, los pintores utilizan el sentido de la vista por sobre sus ideas y sentimientos. Así por ejemplo, a manera de Leonardo, emplean líneas de contorno bien definidas, dando como resultado imágenes siempre enfocadas que invitan al observador a ubicarse cerca de la obra.

A diferencia de esto, el pintor impresionista se aplica más en la pintura de sombras que en las figuras en sí, resultando imágenes de apariencia desenfocada. Esto obliga a tomar distancia, nos exime del análisis esquemático que hacemos de los detalles y nos lleva a observar la obra como conjunto.
De acuerdo al tipode técnica utilizada en la realización de la pintura se clasifican en:
  • ACRÍLICOS
  • OLEOS
  • EL DIBUJO Y LAS PINTURAS AL AGUA: ACUARELAS Y GOUACHES
  • TECNICA MIXTA
LA PINTURA AL ACRÍLICO
Es una técnica conocida desde el primer tercio del siglo XX y que ha tenido un importante desarrollo a través de algunas corrientes pictóricas contemporáneas. Pintar con acrílicos tiene la ventaja del uso del agua frente a los aceites, de la rapidez del secado de la capa pictórica que facilita enormemente la continuidad del trabajo en un proyecto concreto. También la dureza del resultado final es una ventaja elogiable de la técnica del acrílico.
Es una técnica muy apropiada para la tela o la tabla. El acrílico es una combinación de moléculas de acrilato en emulsión con agua. Esto la hace muy flexible y de secado rápido –a diferencia del óleo-, y muy resistente a los agentes atmosféricos.
Los pigmentos aglutinados con las resinas polímeros se convierten en un auténtico recubrimiento plástico, esto es lo que hace tan resistentes estas pinturas acrílicas.
El pintor utiliza a menudo la pintura acrílica, unas veces como auxiliar, en la primera capa para las pinturas terminadas al óleo, debido a esa resistencia y agarre al soporte, así como por el rápido secado del acrílico y también porque facilita enormemente la delineación y el dibujo inicial.
Otras veces la obra se termina completamente en acrílico, buscando una textura áspera y una finalización mate.
LA PINTURA AL OLEO
Los colores tienen unas propiedades inherentes que les permite distinguirse de otros, variar de aspecto y definir su apariencia final.
El Matiz se define como un atributo de color, un atributo asociado con la longitud de onda dominante en la mezcla de las ondas luminosas reflejadas por los cuerpos. Es el estado puro del color, sin el blanco o negro agregados
Existen 3 colores primarios el azul, el rojo y el amarillo. Ninguno de estos colores puede hacerse con otros y mezclando estos podemos obtener los demás matices o colores que forman el círculo cromático. Dos colores decimos que son complementarios cuando están uno frente a otro en el círculo cromático o de matices.
Es la pureza o intensidad de un color, su viveza o al contrario en forma negativa la palidez del color, y se suele relacionar con el ancho de banda de la luz que reflejan los cuerpos. Lo contrario es la cantidad de gris que contiene un color (blanco, negro o sus mezclas): mientras más gris y neutro, menos brillante o "saturado".
Valor, Brillo: es lo claro u oscuro que parece un color determinado, esto es, la cantidad de luz que recibe.
Es una técnica bien conocida en la antigüedad que se aplicaba sobre el propio muro de las edificaciones. Es la más auténtica pintura mural.
 Con el muro previamente humedecido, se revoca con varias capas de cal, es el fratasado: aplicando el mortero de cal y arena con un acabado fratasado de un grosor algo menor al cm. Posteriormente se superpone un nuevo mortero más rico de cal y arena fina bien extendido y alisado
La última capa que se aplica con la llana y el paletín es el enlucido de cal sola, que conseguirá una superficie final aún más fina indispensable para pintar el fresco. Los italianos la llaman intonaco  y cuando esta última capa esta todavía húmeda, se pinta el fresco sobre ella...
La pintura al fresco o pintura mural es una técnica que se aplicaba sobre el propio muro de las edificaciones en la antigüedad.
La pared se revocaba con varias capas de cal, y sobre la última capa, "el enlucido", se pintaba el fresco con los pigmentos y agua, estando esta última capa todavía húmeda. Esto hace que al secarse la cal los pigmentos queden integrados químicamente en la propia pared, por lo que su dureza y resistencia al paso del tiempo es muy alta.
El fresco es el resultado de fijar el color sobre el enlucido cuando este aun esta húmedo en el proceso de la carbonatación de la cal. Así al convertirse la pintura en piedra adquiere una enorme dureza que facilita su conservación en el tiempo como lo atestiguan las pinturas pompeyanas. Este proceso se denomina "buon fresco", y requiere un trabajo extremadamente planificado, ya que no admite repintes
El muro o el soporte suele ser la piedra o el ladrillo, aunque en formatos pequeños también se suele utilizar una plancha de madera sobre la que se construye el enlucido con cal y arena fina
La pintura mural frente al óleo, acrílico u otras modalidades de pintura, exige una preparación minuciosa de la técnica del pintor y un presupuesto detallado de las acciones a realizar ya que no hay vuelta atrás en el rápido proceso de carbonatación de la cal. La intensidad de los colores se ve un tanto atenuada al aplicarse los pigmentos con agua sobre el húmedo enlucido, pero el tono mate de la obra terminada la da un caracter especialmente atractivo.

EL DIBUJO Y LAS PINTURAS AL AGUA: ACUARELAS Y GOUACHES
La forma y las proporciones si determinamos, y mantenemos la relación de proporciones con el modelo, estaremos definiendo su forma y representándola mediante el dibujo
Encajar el dibujo: la forma de cualquier objeto, sea plano o corpóreo, puede considerarse encerrada dentro de una figura geométrica regular o irregular, o bien en combinaciones de varias formas simples. Esta figura geométrica que envuelve el objeto es como una caja, de aquí "encajar" en el dibujo.
Luz y sombra: el volumen . El volumen depende de la luz y de las sombras que ésta produce. La definición en el dibujo del volumen de un objeto se basa en valorar exactamente las intensidades de sus sombras. Y hay dos clases de sombras: las propias y las proyectadas.
La perspectiva La perspectiva es un elemento fundamental en el dibujo  ya que crea en el espectador la sensación de profundidad. Entre el dibujante y el modelo, en el plano del cuadro existe una superficie de proyección donde se reflejan las imágenes que estamos dibujando. Los objetos van disminuyendo de tamaño a medida que se alejan del plano de proyección. Las medidas de los objetos que dibujamos se ven alteradas por la distancia y las líneas paralelas parecen oblicuas y con tendencia a converger en un punto.
Algunos elementos determinan la perspectiva
Línea de horizonte: Es la línea imaginaria que marca la altura de los ojos del espectador. Según queramos dibujar un objeto mirándole por arriba o por abajo, deberemos variar su altura.
Punto de vista. Representa la situación del espectador a derecha o izquierda respecto al modelo.
Punto principal. Es la proyección perpendicular del punto de vista sobre el horizonte. La distancia del punto de vista a la línea de horizonte se llama distancia visual.
Puntos de fuga. Son los puntos situados en la línea de horizonte donde convergen todas las líneas horizontales paralelas entre sí que existen en el modelo
Conservación de la pintura sobre tabla
La luz, la temperatura y la humedad pueden degradar la película pictórica y su recubrimiento en general y más en concreto alterar determinados pigmentos. Por ello debe procurarse mantener los siguientes parámetros lo más constante posible.
Luz (lux): óleo 150-200, temple 50
Temperatura ºC : óleo 18, temple 18
Humedad% : óleo 55, temple 55
La pintura cuando está seca no tiene la "flexibilidad" de la madera y esta se ve muy afectada por los cambios de temperatura y humedad.
Las variaciones de la temperatura junto con la humedad hacen que la madera pierda agua y se contraiga o viceversa, acelerando o retardando su actividad biológica y reacciones químicas, por ello es conveniente mantener una temperatura lo más constante posible con variaciones que no superen 1,5ºC.
Con Las variaciones de humedad la madera se hincha o se encoge al secar, lo que provoca con el tiempo grietas y fisuras. Además por encima del 65% de humedad relativa se favorece el ataque biológico y el desarrollo fúngico de los organismos bióticos vegetales (los hongos)y animales (los coleópteros y sus larvas como la carcoma común, la carcoma doméstica o el escarabajo del polvo) que se traducirá en la aparición de orificios en la madera.
Las sustancias gaseosas como óxidos de carbono o de azufre que aparecen con la contaminación atmosférica provocan reacciones químicas que igualmente afectan negativamente a la conservación de la pintura especialmente el óleo y su soporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada